Presentación

    Tudela es una ciudad con historia, que se puede visitar poniendo el alma en el pasado, gozando de sus calles empedradas, monumentos románicos y restos árabes, pero también es una ciudad que mira al futuro. En los últimos tiempos, ha tenido un gran desarrollo, y se presenta majestuosa, a la vista de quien a ella llega.Tudela atrae, y todo el que viene a esta ciudad termina embelesado. Es un abigarrado conjunto de estilos, caracteres, personas y situaciones que la hacen única. Hay autores que han hablado de la magia de las viejas calles tudelanas, porque algo han sentido en ellas que les ha hechizado.

   El secreto de Tudela no está en sus monumentos, que los tiene,  sino en la calidad humana de sus gentes, la franqueza y sencillez de sus habitantes, con una forma de ser formal, sensata, que no se contradice con un carácter socarrón, incluso chungón y festivo. Lo que más destaca en el tudelano es una educación innata de respeto, que solamente disfrutan  los ciudadanos con una cultura sedimentada por los siglos. Los diversos pueblos que han pasado por Tudela a lo largo de su historia, han dejado su forma de ser, y han impregnado culturalmente esta vieja ciudad, a la que solo le faltó para figurar entre las ciudades con más proyección cultural de España, el que en el siglo XIII se instalase en ella una Universidad, como solicitó el rey Teobaldo II y que hoy ocho siglos después se ha hecho una realidad, consiguiendo que se abriese una universidad

  • Situación y clima

   Situada a las orillas del Queiles, en el punto de desembocadura con el Ebro, en una zona rica agrícolamente hablando y formando un eje central de comunicaciones entre las capitales de Pamplona, Zaragoza, Soria y Logroño, situadas todas prácticamente a la misma distancia entre los 85 y 95 kilómetros, sin ninguna ciudad importante en sus inmediaciones, lo que produce un importante movimiento comercial.

   Enclavada a 42º 03’ 48,58’’ de latitud norte y 2º 04’ 56,66’’ de longitud este del meridiano de Madrid, su altura es de  263,5 metros sobre el nivel del mar. Linda por el norte con Castejón, Murillo las Limas, Arguedas y Las Bardenas Reales; por el este, las mismas Bardenas, sureste con Fontellas, Cabanillas y; por el oeste con los montes de Cierzo y las ciudades de Cintruénigo, Corella y Fitero, al sur con los Ayuntamientos de Fontellas, Ablitas, Murchante y Cascante.

   Se halla situada al este de los montes de Cierzo en la ribera derecha u occidental del río Ebro, al cual descienden desde las Bardenas Reales los barrancos de Las Limas y San Gregorio, por la derecha el río Queiles que atraviesa la ciudad de oeste a este, y el Mediavilla, que discurre paralelo al Queiles aproximadamente. Además de los ya nombrados montes de Cierzo, cuenta el término de Tudela con los montes de Valdetellas y Canraso, todos ellos de escasa importancia en altitud.

   El clima es seco, con escasa precipitación anual, (472 milímetros de media), aunque el régimen pluviométrico sufre variaciones notables de un año a otro, siendo generalmente julio y agosto meses muy secos, en los que solamente se producen algunas tormentas, resultando enero el mes más pluvioso.

   Tiene oscilaciones térmicas de más de 15º. La temperatura anual media es de aproximadamente 14 grados, con más o menos 12,5 grados en primavera, 21 grados en verano, 14 grados en otoño y 5,8 grados en invierno. De máximas en verano se alcanzan los 39 grados y en invierno llega a 6 y 7 grados bajo cero.

  • Desarrollo urbano

   La población la conforman cuatro zonas fáciles de diferenciar. El casco viejo, a las faldas del antiguo castillo, actual monumento al Corazón de Jesús, de calles angostas y retorcidas, que llega hasta los ríos Mediavilla y Queiles. La primera zona de ensanche, cuando la ciudad traspasó el río Queiles al construirse la plaza de los Fueros, en el último cuarto del siglo XVII, con calles más anchas y de mejor trazado.

   El barrio de Lourdes, lugar donde habitan 8.000 tudelanos, de típica construcción subvencionada, con una agradable uniformidad en trazado y alturas. Por último los barrios colaterales, que se están formando en los últimos 10 ó 12 años, urbanizaciones en gran parte con casas unifamiliares adosadas, y que se extienden en las zonas periféricas.

   El censo de viviendas en la ciudad, es en este momento de alrededor de 13.000, lo que equivale a una ratio de algo más de 2 personas por vivienda. El parque de viviendas es nuevo, y casi 9.000 han sido construidas de 1960 hacia nuestros días.

  • Expansión industrial

   A partir del siglo XVI en Tudela comienza tímidamente la actividad y expansión industrial, formándose pequeñas asociaciones y Cofradías de artesanos, herreros, zurradores, carpinteros, etc. que permanecen sin variaciones hasta el siglo XIX, en el que cobran importancia las industrias derivadas de la agricultura: Tudela se convierte en mercado abastecedor de la comarca.

   Será a finales del siglo XIX cuando se cree en Tudela una gran fábrica que va a transformar la ciudad. En el año 1899. España estaba dolida, humillada por el desastre de la pérdida de Cuba, pero la ciudad no se amilanó y supo extraer beneficio. Solamente un año más tarde de este desastre, un grupo de tudelanos estaban montando una azucarera para fabricar la azúcar traída hasta entonces de Cuba. Esta industria además de aliviar el hambre a tres o cuatro generaciones de tudelanos, transformó la mentalidad en la sociedad y trabajadores. La azucarera fue el comienzo del resurgimiento, la primera piedra en la que se apoyó de manera estable la economía tudelana, posibilitando, aunque fuese poco a poco, que mucha gente de Tudela pudiera salir de la miseria económica de antaño; fue una de las primeras causas de abandono de las formas de vida y costumbres arcaicas y del cambio a la modernidad.

   Es en la segunda mitad del siglo actual cuando Tudela adquiere importancia industrial. En la ciudad se instala un gran polígono industrial que propicia un gran desarrollo, abandonando su carácter eminentemente agrícola.

Servicios sociales

Cuenta con unos servicios sociales avanzados como corresponden a una ciudad en el momento y época actual.

  • Atención sanitaria.

   Además del Hospital Reina Sofía, en el que se atienden prácticamente todas las especialidades y mantiene un servicio de Urgencias, existe el Centro Santa Ana, antiguo Ambulatorio; El Centro de Salud «Gayarre» en las dependencias del antiguo Seminario, que acoge al Centro de Salud Mental. Ambos centros prestan servicios de atención primaria y pediatría, y el de Santa Ana cuenta además con Servicio de Urgencias permanente.

  • Atención a la Tercera Edad

   Dispone de un servicio de Asistencia domiciliaria; residencias para ancianos en la Real Casa de Misericordia, y Hospital de Nuestra Señora de Gracia, así como una tercera particular; aulas de Tercera Edad; dos clubes de jubilados uno en la calle Peñuelas y otro en el barrio de la Virgen de la Cabeza; más la Asociación de Pensionistas jubilados y tercera edad «La Ribera».

  • Centros para Infancia y juventud

   Existen tres centros de orientación psicopedagógica, gabinete Psicológico; servicio de Pedagogía; cuatro Guarderías infantiles, una del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, otra municipal, una tercera de la Caja de Ahorros de Navarra, y dos particulares; tres jardines de Infancia; un taller profesional; la asociación juvenil Quetzal, más los grupos de Scout Anayak y Santa Ana.

  • Reinserción Social

   Un servicio de alcoholismo y toxicomanía; centro de ayuda al drogadicto; escuela taller El Castillo para chicos y chicas jóvenes, que hubiesen dejado sus estudios, con el fin de darles facilidades con las que integrarse en la vida laboral; y la asociación de gitanos «La Romaní».

  • Centros para discapacitados, minusválidos y enseñanzas especiales.

   Además de los centros de enseñanza, que cito en su capítulo correspondiente en Tudela hay un colegio de educación especial «Torre Monreal»; centro atención primaria Anfas; residencia de Minusválidos para adultos; centro comarcal de tratamientos de minusvalías; aulas de educación especial: CP Griseras y CP Elvira España; asociación de disminuidos físicos de la ribera Amimet; club Tubal de atención a deficientes psíquicos; centro especial de empleo Bernardo Artajo; centro de educación básica de adultos CEBA; centro Atalaya.

  • Ayuda, familiar

   Existe Cáritas Diocesana, departamento de Servicios Sociales; centros de orientación familiar y educación sexual; una asociación de mujeres del Hogar «Virgen de Lourdes»; asociación familiar de amas de casa «Blanca de Navarra»; dos asociaciones para ayuda y defensa del consumidor y largo etc.

  • Seguridad y ocio

   Dispone la ciudad de servicio de Cruz Roja, Protección Civil,  Ayuda en Carretera; cinco centros cívicos municipales para actividades varias; más una serie de servicios municipales o del Gobierno de Navarra, como puedan ser Servicio telefónico de urgencias para atenciones de todo tipo, bomberos, limpieza, Guardia Municipal, Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Foral, etc.

   Para quien desee hacerse una idea general de lo que Tudela es y ha sido; en la pestaña «Hitos Históricos», queda reflejada una visión escueta de la historia en Tudela y realizo un resumen sobre todos los aspectos culturales, incluidas costumbres, gastronomía, folclore y diversiones, así como el desarrollo artístico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s